Goat Simulator GoatZ

Goat Simulator GoatZ DLC

Empieza la invasión zombi... ¡y la culpa es de esa cabra!

Una cabra loca + un buen puñado de zombis. Este sería el resumen simplificado de Goat Simulator GoatZ, DLC del famoso juego de Coffee Stain que ahora nos pone en el epicentro de una epidemia zombi. ¿Quieres iniciar el caos en la ciudad como agente patógeno o prefieres ser la víctima de la hecatombe de los no-muertos? Sea cual sea tu papel en esta historia lo podrás vivir en GoatZ. Ver descripción completa

PROS

  • Estupenda parodia del género zombi
  • Mejores escenarios que Goat Simulator
  • Nuevas mecánicas de juego
  • Humor surrealista

CONTRAS

  • Sin objetivos claros
  • Un control que requiere paciencia... o dejarse llevar

Muy bueno
8

Una cabra loca + un buen puñado de zombis. Este sería el resumen simplificado de Goat Simulator GoatZ, DLC del famoso juego de Coffee Stain que ahora nos pone en el epicentro de una epidemia zombi. ¿Quieres iniciar el caos en la ciudad como agente patógeno o prefieres ser la víctima de la hecatombe de los no-muertos? Sea cual sea tu papel en esta historia lo podrás vivir en GoatZ.

Antes de empezar recuerda que para disfrutar de GoatZ necesitas tener el juego completo de Goat Simulator para jugar.

DayZ se vuelve loco

Como te puedes imaginar, que este DLC de Goat Simulator se llame GoatZ no es algo arbitrario: se ve a leguas que la mayor inspiración para el título ha sido DayZ, el famoso juego en mundo abierto con temática zombi que triunfa en Steam. Bueno, inspiración o parodia, y es que Goat Simulator se sigue riendo de todo y de todos, incluso de sí mismo.

Como DayZ, Goat Simulator Goatz es un sandbox, es decir, un juego con libertad de movimientos en un mundo abierto: mueve a la cabra por donde tú quieras para que haga todas las locuras inimaginables. Para ello contaremos con dos modos de juego: Before Outbreak y After Outbreak.

En Before Outbreak nuestra cabra favorita se despierta de la tumba con un claro objetivo: sembrar el caos a base de infecciones zombi a todo bicho viviente que se cruce. Así, aquí nuestra amiga será la causante de la invasión.

En After Outbreak el universo de Goat Simulator ya está plagado de no-muertos y tu objetivos es sobrevivir recorriendo el escenario a tu antojo.

Exceptuando el inicio de Before Outbreak, ambos modos acaban en lo mismo: sobrevivir a la epidemia tantos días como sea posible, aunque sin objetivos claros (aunque hay logros desbloquearbes), haciendo locuras, sembrando el caos y, en definitiva, dejándote seducir por la física absurda y los eventos aleatorios que aparecerán a tu paso.

Sobrevivir a una invasión zombi es fácil… si sabes cómo

Si ya has jugado a Goat Simulator no te costará comprender el sistema de control de su DLC GoatZ: vamos a mover a la cabra de la misma manera, con los controles direccionales y las que implican salto, cabezazo y otras maniobras, así como el uso de la lengua para agarrar personas y objetos. La novedad viene dada por algunas acciones que tienen que ver con las nuevas variables del juego.

Ahora debemos controlar que la cabra no pase hambre ni pierda vida, algo representado por dos iconos nuevos. Para ello será necesaria la nueva interacción de la lengua, que ahora no solo sirve para agarrar objetos, sino también para comer lo que encontremos en el escenario, algo imprescindible para no morir de inanición.

Otro acción nueva es el contagio zombi a través de los balidos. Eso sí, aunque seas zombi también serás atacado por los que acabes de convertir, así que deberás hacer uso de tus habilidades de escape y ataque.

Aunque puedes matar a zombis a cabezazos o coces y con objetos conseguidos gracias a mods, GoatZ ya piensa que deberás equiparte bien, por lo que cuenta con un nuevo sistema de creación de objetos. De nuevo, la sombra de DayZ (o de Dead Rising, o de cualquier juego de zombis…) vuelva a aparecérsenos para ofrecernos la opción de crafting. Una vez hechas las podrás usar equipándotelas y usando el botón de acción. ¿Qué tal si nos cargamos a unos cuantos muertos vivientes a base de lanzar chicles esféricos?

Pero no te emociones todavía. Aunque las nuevas mecánicas del juego le dan vidilla, el control de GoatZ es tan malo como el de su juego original. Exacto, mover a la cabra por el escenario puede llegar a ser una tortura, ya no digamos apuntar y disparar o hacer que conduzca un coche (sí, esta cabra también conduce). Pero. ¿acaso eso importa? Ya conocimos a Goat Simulator con sus fallos y errores y aun así nos enamoramos de él… Si alguien espera un control preciso, no sé, que se pase a GTA 5.

A nivel gráfico, Goat Simulator mantiene el estilo de su juego original, aunque con nuevos escenarios bien ambientados en el mundillo zombi y con unas distancias de dibujado más grandes que las de su predecesor. Aunque no estamos ante un juego de gráficos next-gen ni mucho menos la ciudad invadida por los zombis impresiona, a su manera.

Respecto a la música seguimos teniendo la melodía original, aunque con variaciones más oscuras, así como los habituales sonidos de la cabra y los transeúntes asustados.

Si te gusta hacer el cabra este es tu juego

Goat Simulator Goatz tiene todo lo que hizo célebre al juego original: un personaje carismático (¿acaso hay que andar de pie para ser carismático?), un mundo abierto en el que hacer locuras y una física tremendamente irreal. Si a eso le añadimos un buen puñado de zombis e interacciones relacionadas, parodia al género (ojo al inicio en el Centro Comercial) y sorpresas a tutiplén estamos ante un título recomendadísimo para los que busquen pasar un rato sin pretensiones. Si eres de esos, si adoras el surrealismo, no lo dudes y descarga GoatZ. Ahora bien, si lo tuyo es el realismo y el control preciso, aléjate del juego como si de una horda de zombis se tratase.

Goat Simulator GoatZ

Descargar

Goat Simulator GoatZ DLC